Free cookie consent management tool by TermsFeedGestionar cookies
Ir arriba

Inmersión cultural en el Caribe

Corcovado - Isla del Caño - Peces - cabecera.jpg

Puerto Viejo de Talamanca es un pueblo que permite a quienes lo visitan llevarse una imagen completa de la cultura caribeña. La mejor parte, es que puedes conocer el Caribe costarricense y su cultura, mientras conoces las playas y Parques Nacionales más asombrosos que ofrece el país. Muy cerca de la frontera con Panamá, Puerto Viejo se encuentra entre medias del Parque Nacional Cahuita y del Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo. Esta región presenta una gran parte de la diversidad cultural y biológica de Costa Rica.

Yo crecí en San José, y a la hora de vacacionar mi familia optaba por la costa del Pacífico, en concreto por Guanacaste, por este motivo nunca tuve la oportunidad de conocer el Caribe costarricense antes. Os podéis imaginar lo emocionado que estaba cuando me dijeron que nuestras próximas vacaciones familiares serían en Puerto Viejo.

Puerto Viejo

   Puerto Viejo presenta una mezcla cultural muy diversa si la comparamos con el resto del país. Esta diversidad viene de la compleja herencia histó...Leer más

Información de reserva

Este destino aparece en 6 de nuestros circuitos:

Nada más llegar ya sentimos la diferencia principal: la gente aquí habla en otro idioma, el criollo limonense. Es cierto que la mayoría de los locales hablan español, pero la influencia afrocaribeña se evidencia por su preferencia de hablar una mezcla de inglés y lenguas africanas, para así conservar su patrimonio. Su idiosincrasia es enteramente diferente al resto de costarricenses, la vida en general es más pausada, y tienen una gran protección de su identidad y de la belleza natural de la región.

La primera tarde en Puerto Viejo la pasamos recorriendo el pueblo, cada esquina nos ofrecía un pequeño vistazo a la historia de su gente. Cenamos en uno de los muchos restaurantes que ofrece el pueblo y nos fuimos a dormir temprano, emocionados porque el día siguiente nos tocaría disfrutar del motivo por el que estábamos aquí: el Parque Nacional Cahuita.

Nos levantamos bien temprano, a las 7 am para poder maximizar nuestro recorrido por el Parque. Nos habían comentado desde el principio que es uno de los Parques Nacionales más pequeños del país, pero hay tanto por ver que no se siente de esta manera. Nuestro plan era completar todos los senderos, y terminar en la playa para visitar el arrecife más extenso de Costa Rica.

No estaba en nuestros planes contratar un guía, pero pasando el área administrativa de Cahuita, nos topamos con un grupo de guías oficiales y terminamos contratando a Jeffrey. ¡Menudo acierto! Estoy seguro de que sin guía igual se pueden ver muchas especies, pero contar con su experiencia y conocimiento del lugar nos sirvió conocer cada rincón del Parque y tener la oportunidad de observar perezosos, pizotes, mapaches, y un sinfín de aves, por no hablar de la vida marina, en este lugar hay más de 240 especies y si las condiciones del mar lo permiten, hacer snorkel es una maravilla que no te puedes perder.  Sin lugar a duda, contratar un guía oficial es la mejor opción y va a asegurar que tu experiencia en Cahuita sea inmejorable. En nuestro caso, fue todo lo que esperábamos y mucho más.

Para más información sobre Puerto Viejo, lee nuestra página sobre el destino.